jueves, 2 de julio de 2015

Trinxat... en casa lo comemos así ;)

Antes de nada os tengo que confesar que la foto de este plato la hice hace 9 meses (es de noviembre pasado), pero... Más vale tarde que nunca, ¿verdad?

No es un secreto que la butifarra negra y yo no somos muy amigas. Así que esta vez, mi consorte, elaboró su receta de "Trinxat de la Cerdanya" pero cambiando ese ingrediente por jamón ibérico de bellota, que todo sea dicho, me encanta. Donde se ponga un buen jamón...

Así da gusto ;)


Os dejo su receta para que la podáis disfrutar este otoño-invierno.
Espero que os guste tanto como a nosotros.

Ingredientes

2 hojas grandes de col
3 patatas medianas
3 dientes de ajo
tocino veteado ibérico
virutas de jamón ibérico de bellota
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta

Elaboración

  • Se pelan y cortan las patatas y se ponen a hervir en un cazo (deben quedar muy tiernas).
  • Se lavan bien las hojas de col, retirando la parte central de la hoja que es demasiado dura. Se ponen a hervir en otro cazo.
  • Escurrimos la patata y la col reservando los líquidos de cocción.
  • Cortamos los ajos en láminas gruesas y el tocino en daditos de aproximadamente un centímetro.
  • Doramos los ajos en una sartén con aceite de oliva virgen extra y los reservamos. En la misma sartén freímos el tocino a fuego suave hasta que quede translúcido y lo reservamos.
  • Salteamos las virutas de jamón ibérico de bellota.
  • Ponemos la patata y la col en un recipiente, salpimentamos y las vamos trinchando con la ayuda de una espumadera o un tenedor. Añadiremos cacitos del agua de cocción que habíamos reservado hasta conseguir el punto de viscosidad que deseamos.
  • Añadimos una parte de las virutas de jamón, los ajos en láminas, los daditos de tocino y un poquito del aceite en el que los hemos dorado.
  • Si nos gusta, lo pasamos todo por una sartén a fuego vivo para tostarlo un poquito.
  • Lo servimos utilizando un aro de emplatar y decoramos por encima con las virutas de jamón restantes y un poquito de aceite

    Truco: Hervir col puede dejar en la cocina (o en toda la casa) un olor que a algunos les parecerá desagradable
    . Para evitarlo basta con añadir al agua de cocción una cucharada de vinagre y otra de azúcar.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...