viernes, 28 de septiembre de 2012

Hoy no es un buen día.


Después de casi un mes, hoy me lo ha dicho.

Íbamos en el coche de camino a la guardería cuando, llena de tristeza, me dice:

-       Mamá, no quiero ir. No quiero jugar con la cocinita, ni quiero salir al jardín. No quiero mirar libros, no quiero jugar con los muñecos.  No quiero jugar con Noa.
-       ¿Es que estás enfadada?
-      
-      ¿Con Noa?
-     No, con mamá.

Al principio todo empezó muy bien.  Ir a la guardería era la novedad. Pero ahora que ya sabe que será para siempre… 
Cuando la veo tan triste mi corazón se hace tan pequeño que no sé cómo puede seguir latiendo.

Esta noche se ha despertado cuatro veces llorando, dos de las cuales decía entre lágrimas y casi gritando “No quiero ir” (me imagino que a la guardería, claro).

Quiero creer que ahora que se ha sincerado todo empezará a ir mejor aunque, sinceramente, eso no me alivia la pena puesto que la dejo muy a mi pesar. 

Allí la dejo llorando, afligida, abrazada a “el kikama de mamá” que no deja de ser un viejo playero que usaba en verano. Cuando me lo vio la primera vez le gustó tanto que se lo quedó para dormir todas las noches. Ella dice que es el pijama de mamá y nunca se separa de él para dormir. Si alguna vez no lo tiene, lo sustituye otro “kikama de mamá” aunque no le convenza tanto.

Hoy no es un buen día.

Coincide, además,  que tal día como hoy hace 14 años se rompió un pedazo de mi corazón. Yo tenía 22 años, él 24. Jamás volvería a ser lo mismo sin mi hermano, aunque a pesar de todo, su recuerdo y los momentos que tuve la oportunidad de vivir a su lado no me los puede arrebatar nadie.

Dicen que el tiempo todo lo cura. No estoy tan segura. Aunque aprendes a convivir con ello.

Hoy, definitivamente, no es un buen día.

Estoy deseando que pasen las horas para poder ir a buscar a mi cielo y poder volver a abrazarla.


Aquí la veis comiendo pan sin gluten. Siempre que lo saco de la panificadora me dice: " Mamá, está muy ESPONKOTO" (esponjoso)  Así es que aquí la tenéis sacando las miguitas de pan para comérselas mientras yo hacía fotos al resto del pan para reeditar una entrada antigua y hacer algunos cambios, que se pueden ver aquí al final de la entrada.


Si has llegado hasta aquí, muchas gracias por escuchar.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Baguettes sin gluten...


... Aunque, en realidad, el post de hoy debería llamarse Pan "Consorte" sin gluten. Porque este pan lo hizo integramente él, mi consorte,  partiendo de una de nuestras recetas y aportando algunos cambios.

Os puedo decir que  es ligero, está tiernísimo y tiene un sabor estupendo. Es incluso mejor que la receta de panecillos que hice ya hace unos meses, y que tanto gustan a Lupe y Sandra.


Una de las diferencias que tiene su elaboración en comparación a la receta de los panecillos es que a esta masa se le puede dar forma con las manos tan sólo utilizando un poquito de harina para espolvorear, y la otra era tan pegajosa que había que hacerlo con una espátula. Eso sí, ésta requiere un poquito más de tiempo pero vale la pena, os lo aseguro.

Vamos con la receta:

Ingredientes (para 2 baguettes)

300g de agua a temperatura ambiente
20g de aceite de oliva virgen extra
4g de sal
310g de harina panificable "Mix Pan" de Shar.
60g de harina de trigo sarraceno (Werz, Bauckhof o Verival)
10g de sirope de ágave
1/2 cucharadita de levadura seca de panadería (Maizena).

Elaboración 

  • En el recipiente de amasado se mezclan el agua, el aceite y la sal.  Se añaden las harinas, el sirope de ágave y al final de todo, la levadura. Hay que seguir este orden.
  • Amasado: 15 minutos. Se empieza a mezclar y a amasar los ingredientes. Nosotros utilizamos la panificadora para amasar, pero sirve cualquier amasadora que tengáis.
  • Reposo: 1h aprox. Se deja reposar en el mismo recipiente en el que se haya amasado bien tapado en un lugar cálido.
  • Amasado: 2 minutos. Una vez acabado el reposo se vuelve a amasar.
  • Dar forma: Se espolvorea un poco de harina en la superficie de trabajo y se da forma a las baguettes. Se colocan en la superficie que se va a utilizar para luego cocerlas y se espolvorea harina por encima (este paso es opcional). Se dan unos cortes a las baguettes. Mientras se da la forma a las baguettes se precalienta el horno a su mínima temperatura (para quitar el frío al horno).
  • Levado:40 minutos. Se apaga el horno y se meten las baguettes para que aumenten su volumen.
  • Horneado : 35 minutos. Con las baguettes dentro del horno (y sin precalentarlo) se programa 35 minutos a 200ºC. La opción de calor que utilizamos fue la del ventilador. Veréis que incluso con el horno encendido los primeros minutos de cocción las baguettes siguen aumentando de volumen.
  • Cuando ya se ha acabado el proceso se sacan y se dejan reposar en una rejilla.



Yo después de oler y tocar el pan no me pude resistir y me hice un bocata.

Bueno, este ha sido el "así se hizo".
Esperamos que os guste.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Sopa de tomate con huevo escalfado

Tomates, tomates, tomates y más tomates.
Cuando el huerto de los abuelos se pone a dar tomates...

- Gazpacho
- Salmorejo
- Ensalada de tomate
- Tomate frito (en conserva para todo el año)
- Mermelada de tomate
...
y Sopa de tomate.


Como ya os comenté este verano me he dedicado al descanso, así que la receta que os dejo, como os podéis imaginar la hizo el consorte (adaptando una receta de Karlos Arguiñano) con la colaboración de la abuela.


Ingredientes (para 4 personas)

1kg de tomates maduros
1 cebolla
3 dientes de ajo
1 zanahoria
1 cucharada de azúcar
vinagre
agua
aceite
sal
parejil

2 rebanadas de pan sin gluten
4 huevos

Elaboración
  • Se pelan y pican los tomates y se reservan.
  • Se pica la cebolla, los dientes de ajo y la zanahoria en trozos pequeños. Se pone a pochar todo en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva y sal. Se añade una cucharada de azúcar.
  • Cuando todo esté bien pochado se añade el tomate, se cubre con agua y se cocina durante 20 minutos. Se tritura con la batidora eléctrica y se reserva la sopa.
  • Se cortan las dos rebanadas de pan por la mitad (es que eran muy grandes) y se fríen en aceite bien caliente. Se reserva.
  • Se escalfan los huevos en una cazuela con abundante agua hirviendo y un chorrito de vinagre. Para hacerlo primero se casca el huevo en un plato y luego se desliza en el agua rompiendo primero el hervor para que el huevo no se rompa al dejarlo caer. En 3-4 minutos está hecho.
  •  Montaje: Se sirve la sopa en un plato hondo y se coloca el pan frito con el huevo escalfado encima. El toque verde: perejil.


Una receta buena donde las haya. Ya les he dicho que pueden repetirla cuando quieran. Me encantó.


Ahora toca la sopa de tomate de la abuela, de mi abuela. A ver si se animan.
Ya me estoy relamiendo.

martes, 4 de septiembre de 2012

A saber...



Dicen que no hay mal que por bien no venga y como la situación es la que es y la economía está como está, este veranito no hemos viajado.

A cambio hemos okupado (literalmente hablando) la casa de los abuelos (lástima que no vivamos más cerquita), que como son unos trocitos de pan pues... no pueden decir que no. Y como todo hay que decirlo, al final nos han quedado unas vacaciones con todos los gastos pagados y cerca de la playita. ¡Un lujo vamos!

Así que me he dedicado a descansar y descansar y descansar y descansar... Tanto que hasta de cocinar se ha encargado mi celiaco consorte ;-)


"Aterricé" ayer de manera que ahora toca ponerse al día de todas las recetas que habéis ido publicando, seguro que fantásticas, como siempre.

Sí, sí, ya sé que a algunos os sorprenderá eso de "aterricé ayer" porque hace unos días en mi blog se publicó una receta pero es que... ¡Se publicó sin permiso!!!
La preparé antes de vacaciones para no olvidarla pero no me acordaba de ella de modo que cuando abrí mi blog hasta yo misma me sorprendí. Por cierto, y hablando de ella, tengo que decir que a pesar de no ser mi mejor pan, lo que sí que me llevo es la sensación de que la harina que utilicé promete. Tendré que seguir probando.
 ..........

Y a pesar de no haber viajado y no poder contaros lo bien que se come aquí o allá, sí os tengo que decir que para mi decepción y seguro que para la de algunos celíacos más, ya NO podremos ir como antes a la Taverna d'en Rubión (ahora Rubión), que ha cambiado de manos y actualmente no ofrecen carta para celíacos. Una pena, así que la elimino de la sección ¿Dónde comer?

....

Bueno, ahora toca ponerse las pilas.
Tengo por ahí unas cuantas fotos de algunas de las recetas de mi consorte, a ver si me pongo pronto "al lío".

Hoy ha sido el primer día de mi peque en la "Llar d'infants" y de momento bien. A ver que pasa mañana.

Bsotes, ( pero muchos ¿eh?)
Sonia

sábado, 1 de septiembre de 2012

Pan sin gluten: probando Valpiform

Aquí os dejo mi primer intento de pan con harina sin gluten de la marca Valpiform.
Ya tenía ganas, ya.
¿Por qué? Pues porque en su composición hay harina de trigo sarraceno, que es precisamente lo que yo siempre añado a las demás harinas sin gluten cuando hago pan, para quitar ese sabor tan característico que todos llamamos "sin gluten" y conseguir mejor sabor.

Como era mi primera prueba hice una receta muy básica y no añadí ninguna otra harina, ni huevo, ni leche... Quería saber el gusto que esta harina le daba al pan.
  

 ¿El resultado?

Un pan muy muy tierno con un sabor muy agradable.
Además, al día siguiente seguía estando increíblemente tierno.

Vamos, que me ha gustado mucho esta harina. Y visto el primer resultado, seguro que los siguientes salen todavía mejor.



Os dejo con la receta.

Ingredientes

340g de agua a temperatura ambiente (unos sofocantes 28.5ºC)
20g de aceite de oliva
10g de sal
400g de harina sin gluten "Mix Pan y Pastelería" Valpiform
10g de sirope de ágave
3/4 cucharadita de levadura seca de panadería.

Elaboración

Se añaden los ingredientes, en el orden indicado arriba, en la cubeta de la panificadora.
Se elige el programa "pan francés", tostado medio, 1000g .
Este programa en mi panificadora (Moulinex home bread baguette) dura 3h 39min.

Anotaciones
La próxima vez añadiré un poco más de levadura. No quise pasarme porque si se añade demasiada la masa sube y sube y luego a la hora de cocerse se hunde, pero yo creo que a este pan se le puede añadir todavía un poco más.

Ahh, se me olvidaba. En el paquete de harina vienen dos sobres de levadura seca de panadería.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...