viernes, 24 de octubre de 2014

Bizcocho en panificadora ¿Se puede?


Esta es una de esas recetas que no se me habría ocurrido hacer si no fuera porque alguno de vosotros,  a través del correo, me lo plantea.

La persona en cuestión me decía que había intentado hacer recetas de bizcocho en su panificadora (Moulinex Home Bread Baguette) y que le quedaban duros como piedras. ¿Por qué podía ser?

Lo primero que se me ocurrió fue que la levadura quizás era la inadecuada pero luego di en pensar que cuando yo hago bizcochos y los horneo, a lo que dedico más tiempo es a batir el huevo con el azúcar, hasta que aumenta su volumen y blanquea,  para que se airee bien la masa y eso... ¿puede hacerlo la panificadora?

Dicha persona me indicaba también que utilizaba la harina "Mix Dolci", de Shär, así que...Teniendo la misma panificadora que ella y un paquete de esa misma harina, me dispuse a probar una receta sencilla para ver si una receta no específica para panificadora podía quedar aparente.

Este fue el resultado: Bizcocho de yogur, sin gluten, en panificadora.
 

















Como podéis apreciar en la foto sale un bizcocho aireado, y como no podía ser de otra manera... con un sabor muy bueno.

Eso sí, el exterior queda bastante doradito, y por lo tanto su textura es diferente,  no tan blandita y esponjosa como el interior, y ligeramente crujiente. Aunque la parte positiva es que quizás así se conserve mejor ¿no?

En cualquier caso, se me ocurre que si recién salido de la panificadora se cubre con un paño para que el vapor no se vaya rápido, quizás la corteza quede más blandita. Habrá que probar en otra ocasión.


¿Cómo lo hice?

Ingredientes

3 huevos (L)
180g de azúcar
la ralladura de un limón

1 yogur natural
90g de aceite de oliva sabor suave

200g de harina para repostería sin gluten ("Mix Dolci"de Shär)
una pizca de sal
1 sobre de levadura química para repostería (Hacendado)

Elaboración

  • En un cuenco grande se baten los huevos (mejor si están a temperatura ambiente), con el azúcar hasta que se consiga que la mezcla aumente su volumen y cambie su color a uno más blanquecino. Lo ideal es utilizar un batidor de varillas eléctrico. En unos mimutitos está hecho.
  • Después se añade la rayadura de limón, el yogur y el aceite. Se vuelve a batir.
  • Finalmente se añade la pizca de sal, la harina y la levadura y se mezcla hasta que todo quede bien incorporado.
  • Una vez tienes toda la mezcla preparada, se vierte en la panificadora y se selecciona el programa para hacer los bizcochos, (en este caso, el 14) y el tueste más clarito.
  • La panificadora amasará durante 10 minutos. Cuando pare, retira las palas amasadoras para que no queden dentro durante la cocción. Vuelve a cerrar la panificadora y deja que acabe el programa.
  • Usando unos guantes, se delmolda el bizcocho y se deja enfriar. Para mi sorpresa... ¡No se pegó absolutamente nada a la cubeta de la panificadora!



Mirad que forma más curiosa. Parece que se haya plegado sobre sí mismo. Salió una linea tan perfecta en el lateral que me dieron ganas de abrirlo y rellenarlo. :p

EN DEFINITIVA... Puede que no sea el mejor bizcocho del mundo en cuanto a su forma y color, pero desde luego, SÍ se puede utilizar la panificadora para hacer bizcochos y quedan aireados y esponjosos.

Si te animas a hacerlos prueba diferentes recetas. Seguramente, en función de la grasa, azúcar y demás ingredientes que lleve... El resultado será diferente: un bizcocho más clarito, con menos "corteza"...

¿Te animas?  Quizás sea una buena opción para cuando tu horno esté cocinando otra cosa y necesites hacer un bizcocho a la vez...

lunes, 20 de octubre de 2014

Guiso de carne con Rebozuelos (Rossinyols)

Siguiendo con los productos de temporada...

En esta ocasión toca cocinar con Rebozuelos (Cantharellus cibarius)


Un guiso de carne y rebozuelos donde se hace indispensable un buen pan sin gluten para poder mojar en la salsa. Mmmm... muy rico.

No os pongo las cantidades de los ingredientes porque lo hicimos un poco "a ojo". Dependerán de la cantidad de comensales

Nosotros lo hicimos así:

 Se enharina la carne (con harina sin gluten, por supuesto) y se sella en aceite bien caliente.
 Se sofríe la cebolla y el ajo. Si os gusta, también podéis ponerle un poco de cayena seca para darle un toque picante. Nosotros lo solemos hacer mucho.
 Se añade el tomate  y un chorrito de coñac, y se deja hervir unos minutos.
En una olla exprés, se pone el sofrito de tomate con la carne, una hoja de laurel y una ramita de romero. Se añade un poco de agua. Se pone en el fuego y se deja el tiempo suficiente para que la carne quede tierna. Eso dependerá del tipo de carne que elijáis.


Se saltean los rebozuelos y se añaden al resto del guiso. Se deja hervir todo junto 5 minutos para que los sabores se integren.
 Se sirve con unas patatas fritas o lo que más guste.


jueves, 16 de octubre de 2014

mis recetas caseras de pan sin gluten

... en el Día Mundial del PAN


Desde aquí todo mi ánimo a todas las personas intolerantes al gluten. Principalmente a las recién diagnosticadas, que siguen todavía con esas ganas inmensas de comer PAN, el pan de siempre, ese que ahora ya está prohibido, el de trigo.


A todos vosotros os animo a seguir buscando "vuestro pan" (sin gluten, claro) Comprado o casero... No dejéis nunca de buscarlo... Ese pan que os haga volver a disfrutar de esas buenas salsas para mojar o esos buenos bocatas.


Por si pueden ser de ayuda, os dejo aquí algunas de mis recetas de pan sin gluten, las que más me han gustado.

Quizás os animéis a probar... Quizás os gusten tanto como a nosotros... Quizás sean la motivación que os haga seguir intentando elaborar vuestro propio pan casero.

Sea como sea, aquí os dejo mi aportación.

(Para ver las recetas hay que pinchar en el nombre de cada pan.)

 

 

 







¡FELIZ DIA MUNDIAL DEL PAN!

lunes, 13 de octubre de 2014

secando camagrocs...

No hay nada como aprovechar los productos que te da la naturaleza en temporada, y si encima los puedes conservar para disfrutarlos el resto del año... Mucho mejor.

Ahora es época de setas. Este año está siendo una muy buena temporada y mi padre y mi marido no dejan de ir al bosque a buscar. Y por supuesto no se conforman con unas poquitas.

Las últimas que han llegado... los Camagrocs (Trompetas amarillas)

Así que al final hemos decidido conservarlas para poder utilizarlas cuando nos apetezca haciendo un proceso de secado bien fácil.


 Nosotros lo hacemos así:

  • En primer lugar se limpian las setas de tierra y suciedad (sin mojarlas, para que no pierdan propiedades). 
  • Luego se extienden bien separadas en papel de periódico.
  • Se dejan en un lugar seco y bien ventilado.
  • En menos de una semana las setas están secas y listas para guardar.

Ahora tú eliges cómo cocinarlas: salteadas, en guisos de carne...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...