miércoles, 2 de noviembre de 2011

¿No es eso lo que comen los pajaritos?

No hace mucho hice unas galletas integrales sin gluten y sin huevo que llevaban harina de mijo.

Nos gustaron tanto que las llevé a casa de mis tíos para que las probaran.

Cuando dije que las galletas tenían harina de mijo mi abuela dijo: ¿Pero no es eso lo que comen los pajaritos?

Pues sí, y de no ser por mi intolerancia al gluten jamás lo hubiera consumido ni disfrutado de sus propiedades.

Uno de los beneficios de ser celiaca (que alguno tenía que tener),  es que una acaba descubriendo cosas sobre alimentación que de no ser por la intolerancia al gluten jamás habría aprendido y que resultan muy beneficiosas para la salud, como por ejemplo, la utilización de la harina de mijo en los panes, galletas... 

Parece ser que el mijo es uno de los cereales que más hierro y magnesio aportan y además tienen un alto contenido en en vitaminas B1, B2 y B9.  Un consumo de 60 gramos de mijo aporta el 40% de las necesidades diarias de hierro y el 30% de las de magnesio.


Eso sí, a pesar de todos estos beneficios (que no son pocos) no se debe utilizar como único cereal en la dieta porque su contenido en vitamina B3 es bajo.


A tener en cuenta...

  •  Ayuda a combatir la anemia y los clamabres musculares.
  • Es un excelente remedio para fortalecer la piel, el cabello, las uñas y los dientes.
  • Su consumo ayuda a quienes padecen estrés o debilidad.
  • Está muy recomendado para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia por su gran aporte de hierro.

En la cocina...
  •  Tiene un sabor suave.
  • Debido a que es un cereal muy energético, es muy recomendado incluirlo en el desayuno junto con el muesli o en algún licuado con frutas.
  • En primavera y verano lo recomendable es acompañarlo con ensaladas frescas.
  • Usarlo es muy fácil, pues tiene los mismos usos que el resto de granos integrales. Si vas a usarlo, procura remojarlo antes para que se ablande.
Fuente de la información aquí y aquí
Fuente de la foto aquí

7 comentarios:

  1. Yo antes del diagnostico me encantaba descubrir nuevos ingredientes, pero es que ahora "me los estudio"! He perdido libertad para comer, pero he ganado una afición que me encanta.
    En la despensa tengo un paquete de mijo esperando que me de la inpiración.
    Por cierto, el alpiste, el de los pajaritos, es un cereal mágico para desintoxicar, eliminar liquidos, regular el azucar... ideal para perder peso y drenar. Una pena que todavia no lo he encontrado en ningún sitio (los cereales intregrales suelo comprarlos de cultivo ecológico)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Desde luego... yo creo que hemos añadido mucho mas que nos han quitado ¿no?

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo. Se conocen tantas cosas nuevas a la fuerza que yo creo que comemos de una forma mucho más sana que los que toman gluten.
    Yo no conocía ni el mijo, ni la quinoa, ni el amaranto... y ahora forman parte de mi dieta.
    ¿has probado la leche de mijo?? también está de rechupete.

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón, antes de ser celíaca no comía mal, todo lo contrario, pero creo q ahora como mucho mejor, más sano (si corro un tupido velo y me olvido de los dulces). Si antes me preguntabas por la harina de algarroba, el trigo sarraceno, la harina de amaranto,... se me hubiera puesto cara de poker.
    Y el mijo aún no lo he probado, pero no tardaré mucho!

    ResponderEliminar
  5. Interesante el tema del mijo. El tema fortalecer uñas y pelo me interesa mucho. Teneis alguna receta? En que lo usais? como se cocina?
    Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  6. Una de las cosas buenas que nos ha traido a casa la celiaquía, al gustarnos la cocina y la gastronomía, ha sido el descubrir nuevos ingredientes de todo el mundo, y poder probarlos.

    Y si, eso es lo que comen los pajaritos, pero también comen membrillo, higos, arandanos, uvas... Los pajaros no son tontos.

    Besotes

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  7. ISA,
    Yo antes no tenía nada, pero nada de inquietud por conocer otras harinas para elaborar bizcochos, galletas… Ahora me quejo porque no tengo el tiempo suficiente para experimentar todo lo que quiero.
    Ah… y a mi me pasa igual, cuando consigo cereales tienen que ser de cultivo ecológico (a pesar de que el producto se encarece) porque no los encuentro de ningún otro tipo.
    Con la harina de mijo que ya tienes… puedes probar las galletas que hice el otro día (entre otras harinas también utilicé la de mijo). Están muy ricas.

    PIKERITA,
    Opino igual que tú, aunque tengo que reconocer que al principio de mi diagnóstico no lo veía así.

    JO MATEIXA,
    Pues no, no he probado la leche de mijo, pero como veo que la recomiendas tendré que hacer un pensamiento y comprarla.

    LARPEIRA,
    Jajaja, a mí también se me hubiera puesto cara de poker. Por cierto, yo no encuentro en ningún sitio la harina de algarroba. De qué marca la usas tú???

    LLIBRETA DE CUINA,
    El mijo, de momento, lo estoy utilizando en harina, que mezclo con otras para elaborar una harina más nutritiva. Yo hasta hace muy poco no tenía ni idea de sus cualidades nutritivas. Ahora es cuestión de ir buscando información y ver qué más podemos hacer con el mijo (añadir en muesli, en ensaladas….) o con su harina.

    ANA Y VÍCTOR,
    Jajaja, por supuesto que no son tontos, mira lo bien alimentados que están. Yo no tenía ni idea de que se “cuidaban” tanto.
    Así y mucho más nos tenemos que cuidar nosotros. La celiaquía nos ha abierto una puerta muy grande a la investigación y al cuidado de nuestra salud. Hay que aprovechar lo positivo que nos ofrece esta dichosa intolerancia al gluten.

    Besotes a todos,
    Sonia

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...