Acertar...


¿Cuántas veces os ha pasado que llegáis a un sitio catalogado como "sin gluten" y no tienen ni pan?

¿Cuántas veces aún teniendo pan, tan sólo tienes uno o dos platos a escoger?

No sé vosotros, pero yo os puedo asegurar que en bastantes ocasiones he ido a parar a hoteles y/o restaurantes, arrastrando conmigo a toda mi familia (sin que ellos, puedan elegir sitio porque tiene que ser uno apto para mi..) y luego todo ha resultado ser un desastre.

Por eso desde que me diagnosticaron celiaquía, hace ya casi 4 años, buscar un sitio para ir a pasar unos días se ha convertido en algo estresante para mi.



Tengo que decir que en esta ocasión todo ha sido diferente.


Hace unos días estuve en un pueblo de la Costa Dorada llamado Cambrils, en la provincia de Tarragona, disfrutando del buen tiempo y la inmejorable compañía de mi familia.

No puedo negar que nos costó decidir en que lugar nos íbamos a hospedar. Al final, nos decidimos por el Hotel Mónica.


Curiosamente en ningún sitio lo encontramos anunciado como "hotel apto para celíacos" pero al hablar con ellos por teléfono nos informaron de que no había ningún problema con el tema del gluten. Así que reservamos habitación en régimen de media pensión, para intentar asegurar como mínimo, la cena sin gluten.

Así que esta vez, confiamos en ellos y nos dirigimos hacia el hotel.

¿Qué pasó?

Pues pasó lo mejor que podía pasar.
Llega el turno de cena y directamente sale el jefe de cocina a indicarme qué podía comer y qué  no.
Sinceramente, desde mi diagnóstico, no es que me guste demasiado comer de buffet porque nunca sabes quien toca el qué y con que utensilios, pero...

Lo mejor fue lo que sigue:

El primer día todo era apto menos dos platos, y a pesar de ello David, el jefe de cocina insistía en que  si no me convencía o no me apetecía nada del buffet, él me cocinaba un pescado fresco que le acaba de llegar, unas patatas o lo que yo quisiera.

No os penséis que lo decía con la boca pequeña, que no.

No os podéis imaginar con la tranquilidad que pude disfrutar de la comida en esta ocasión, tanto que no tengo palabras para agradecer lo bien y lo segura que me sentí comiendo allí.

Está claro que las instalaciones del sitio donde uno se hospeda son importantes, pero la tranquilidad de saber que allí no te vas a contaminar y no sólo eso, sinó que encima vas a poder disfrutar de la comida... Eso es lo mejor.

Gracias al personal del Hotel, principalmente a David, el jefe de cocina y a Janina, la camarera, que nos atendió con la mejor de las sonrisas y su mejor buen hacer.

Sin duda, un hotel totalmente recomendado para las personas intolerantes al gluten.
Si pasáis por Cambrils no lo dudéis, el Hotel Mónica será una muy buena opción, además está al ladito de la playa!!!

¡Vamos, que podéis ir toalla en mano sin preocuparos de nada más!



Comentarios

  1. No sabes lo mucho que te entiendo, de esto y otros padecimientos, tenemos un rato. ¡Qué bueno encontrar un sitio donde estés bien atendida por personas que saben realmente de lo que hablas!. Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si puede ser de utilidad, entonces vale la pena compartir la información! :)

      Eliminar
  2. Me llamo Beatriz y acabo de pasar el puente en madrid con mi hija celiaca y el buffet de desayuno para ella solo había pan, sus primas tenían dos clases de magdalenas, bizcocho, donuts y cruasanes, increíble, después de asegurarme que tenían clientes celíacos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo como te debias sentir. En este hotel que te comento para desayunar me pusieron galletas con chocolate, sin chocolate, cereales, magdalenas y pan. El embutido del buffet también era apto y además Janina, la camarera me dijo que si necesitaba algo más tenía una tienda cerca para ir a comprar.
      ¿Cómo puede haber tanta diferencia de unos hoteles a otros?
      Las personas... Eso es lo que marca la diferencia, creo yo.
      Espero que la próxima vez os vaya mejor.
      Un bsote!

      Eliminar
  3. Gracias por la recomendación!!.. Yo creo que ninguno nos libramos de todo lo que cuentas.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia, tienes razón. Tarde o temprano, por mucho que te informes y quieras que todo salga bien... ocurren situaciones ¿desafortunadas?... por decirlo suavemente.

      Eliminar
  4. Qué razón tienes, cuantas veces vas a un sitio anunciado como “sin gluten” y lo que tienen es ensalada y carne a la plancha, menudo chasco te llevas! Y encima lo peor es que arrastras contigo a toda tu familia y amigos para luego comer lo mismo que comerías en cualquier restaurante que no fuese supuestamente para celiacos.

    Que gusto encontrar profesionales asi como David, dispuestos hacerte cualquier cosa para que comas tranquila, porque como bien dices lo malo de los buffet es el que mete el tenedor contaminado y te fastidia la comida

    Pues nos apuntamos este hotel! Muchas gracias por compartirlo Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, lo de arrastrar a la familia es para mi lo peor! Por suerte este no fue el caso!
      Gracias a ti!

      Eliminar
  5. pues me apunto el hotel! muchas gracias por compartirlo con nosotras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso estamos, para compartir y aprender juntos! :-)

      Eliminar
  6. Muchas gracias por la recomendación. No lo conocía. Un saludo,

    ResponderEliminar
  7. gracias por los datos, es una tranquilidad como tú dices, yo casi siempre termino llevando una maleta de ropa y otra de comida, pero en esta ocasión... qué bien!!! mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si pronto llega el dia en el que los celíacos sólo tengamos que llevar 1 maleta, y sea de ropa, sólo de ropa ;-)

      Eliminar
  8. q pasadaa!! entonces te atreviste con el buffet?? me alegro q te fuera tan bien asi da gusto viajar!! miscelirecetas.blogspot.com.es
    carmen

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares