Buñuelos de calabaza sin gluten


Primero fue un bizcocho de calabaza, luego pan y ahora... ¡Buñuelos!

Y es que hay que aprovechar los frutos de temporada, que son los que más buenos están.




Para adaptar esta receta al mundo sin gluten me guié de la publicada por Directo al Paladar, os recomiendo que la miréis porque hay un paso a paso con fotos perfectamente explicado. Fue todo un acierto.

Ingredientes

300g de calabaza (ya pelada y limpia)
2 huevos
125g de harina de reposteria sin gluten*
25g de azúcar
una pizca de sal
1/2 cucharadita de levadura química (Hacendado)
la ralladura de la piel de una naranja
80g de agua

azúcar para rebozar

Elaboración
  • Se pone la calabaza en un recipiente apto para microondas y se programa 9 minutos 600w. La calabaza quedará tierna y habrá soltado un poco de agua. Tal y como está, la trituramos bien (líquido incluido). Después de hacer esto los 300g de calabaza quedaron en 220g.
  • En un recipiente grande y hondo se pone la harina tamizada, se hace forma de volcán y en el centro se echa la levadura, el azúcar, la sal, la ralladura de naranja y las dos yemas de huevo (las claras las reservamos para batirlas a punto de nieve). Se va removiendo y se le va añadiendo agua poco a poco hasta que todo esté bien mezclado.
  • Se añade la calabaza triturada y cuando la masa sea uniforme, con ayuda de una espátula se va añadiendo las claras a punto de nieve.
  • En el caso que veáis la masa muy espesa podéis añadir un poco más de agua, pero no mucha. Pensad que la masa debe quedar lo suficientemente espesa para que al echarla en la sartén con una cuchara, tengas que ayudarte con otra para que caiga la masa en la sartén. Si la masa es demasiado líquida los buñuelos subirán pero se chafarán enseguida.


  • Antes de poner a freír los buñuelos, el aceite deberá estar muy caliente. Se fríen en seguida. Tan sólo vuelta y vuelta.
  • Una vez fritos se ponen en una bandeja con papel absorbente para que suelten el aceite.
  • Una vez fríos se rebozan en azúcar y...¡A comer!
TRUCO: He leído por ahí, aunque no lo he probado, que para que los buñuelos no absorban mucho aceite se le puede poner a la masa unas gotitas de vinagre. Dicen que no da gusto a la masa y a cambio los buñuelos quedan menos aceitosos.

* Me imagino que la proporción de 65% de harina de arroz y 35% de almidón de maíz también debe funcionar, igual que lo hace en bizcochos, magdalenas... pero yo en este caso ulilicé Mix Dolci de Shär, porque era la que tenía a mano.

Comentarios

  1. ¡Bueno, bueno, bueno! Estos buñuelos tinene que estar exquisitos, así que con tu permiso tomamos la receta para intentar hacerlos en casa.

    Besotes

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estan muy ricos, sí. Pero yo que no estoy acostumbrada a "los fritos" la próxima vez utilizaré el truco de las gotitas de vinagre para que absorban menos aceite :)

      Eliminar
  2. Vaya color tan estupendo que tiene este bocado.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Que color! De calabaza! Uhmmmm

    Habrá que probarlos! ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siendo temporada de calabaza... no hay otra opción mejor ;)

      Eliminar
  4. Cada vez encuentro más recetas de calabaza. Genial!

    ResponderEliminar
  5. Menudo arte tienes... Mira que la calabaza no es de lo que más me gusta, pero es ver tus fotos a estas horas de la mañana y pensar que tengo que redescubrirla con una receta así :) Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo te recomiendo que pruebes el pan de calabaza. Está muy bueno Miriam.

      Eliminar
  6. OHHHHH que pedazo buñuelossss!!!!
    Tengo que comprarme la calabaza, para probar el pan y estos buñuelosssss

    Bicosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en eso tengo suerte. Las mías son del huerto de mi padre;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares