Pan de calabaza sin gluten

¡Huele a otoño! Eso fue lo que pensé cuando ayer saqué este pan del horno.

Con un color totalmente a calabaza, es un pan tierno, con buen sabor y de corteza fina. Ideal para panecillos.


Pan de calabaza sin gluten, sin huevo y sin lácteos.

Mi inspiración la encontré en el fantástico blog "Hierbas y especias". Como podéis imaginar su receta se hace con harina de trigo, con gluten. Yo os recomiendo que cliquéis el enlace que os he puesto a su entrada. Veréis que la miga del pan no se diferencia en nada en esta versión sin gluten :))


Ingredientes (para 4-5 panecillos)

150g de calabaza (pesada sin piel)
100g de agua
10g de aceite de oliva virgen extra
2g de sal
215g de harina panificable sin gluten (Mix Pan de Shär)
35g de harina de trigo sarraceno (Verival, Werz o Bauckhof)
1 cucharadita de levadura seca de panadería (Maizena)

Elaboración
  • Pon la calabaza cortada en daditos en un recipiente apto para microondas y programa unos 8 minutos a 800w. La calabaza quedará tierna y habrá soltado algo de agua. Entonces, con un tenedor, chafa la calabaza en el mismo recipiente de manera que el agua que ha soltado se mezcle con la calabaza. El peso total del puré resultante es de 130g. Importante: Si cuando sacas la calabaza y la haces puré ves que no pesa eso, añade agua hasta completar el peso indicado.
  • Pon en la cubeta de la panificadora (o en una amasadora si dispones de ella), el agua, el aceite, la sal, el puré de calabaza (vigila que no esté caliente, tan sólo templado) las harinas y por último la levadura. Elige el programa de amasado+fermentado en tu panificadora y espera que dicho programa termine. En mi caso este programa tarda 1h y 25 min. Si no dispones de panificadora y lo haces a mano, una vez mezclados todos los ingredientes en el bol, deja reposar la masa en un sitio cálido y fuera de corrientes de aire hasta que doble su volumen.
  • Saca la masa del recipiente, y con las manos aceitadas da la forma a los bollitos (no te preocupes, no son demasiado pringosos) y colócalos en una bandeja apta para horno, haz un corte con una cuchilla en cada bollito y pincélalos con aceite.
  • Mete la bandeja en el horno apagado y pon un recipiente de agua muy caliente debajo de ésta para que los panecillos vuelvan a fermentar y doblen su volumen. A mi me tardaron 30 minutos.
  • Saca los panecillos ya fermentados y precalienta el horno a 200ºC (calor arriba y abajo). Cuando esté listo mete los panecillos en la parte media-baja del horno y déjalos unos 25-30 minutos (si ves que se doran demasiado rápido baja la temperatura a 180ºC)
  • Deja enfriar sobre una rejilla.

Espero que os guste,
Sonia.

Comentarios

  1. ¡Con los que nos gusta la calabaza! Este pan tiene que estar de lujo, y con un sabor especial.

    Tomamos buena nota para hacerlo en casa.

    Besotes

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tardéis en hacerlo que la temporada de calabazas ya ha empezado :)))
      Ahora es el momento ;)
      Bsotes,
      Sonia

      Eliminar
  2. Se ve estupendo tu pan con ese lindo color :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso color! Eso pensé yo, y si además le añades que la calabaza era del huerto de mi padre... ;)))
      Bsotes!!

      Eliminar
  3. La miga es muy aparente. Curiosa receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¿Sabes que te me has adelantado? Jajaaa! Tenía pendiente precisamente adaptar esta receta y hoy mismo compré la calabaza.

    Yo la haré con otra harina, a ver qué tal, porque al tuyo no lo supero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Adelantado yo?? Pues eso sí que es raro!! jeje
      En cualquier caso, Nuria, si pruebas con otra harina seguro, seguro que sale diferente, y por supuesto, también puede salir mejor.
      Ya contarás que tal!!

      Eliminar
  5. Espectacular!! realmente, espectacular!!!

    La calabaza la probé en dulces, pero nunca en panes... probaré seguro!!
    Bicosss

    ResponderEliminar
  6. Vaya pinta, Sonia! Seguro me encanta este pan!

    ResponderEliminar
  7. voy a probar ahora mismo. Pero voy a hacerlo todo en la panificadora, porque se me ha estropeado el horno, a ver qué tal sale, te comento luego. Desde que me diagnosticaron la enfermedad, estoy probando probando, pero no doy con el pan que me guste realmente. Si cambio la harina de trigo sarraceno por la de arroz o garbanzo, qué tal saldrá? Bueno, luego te digo, crucemos los dedos...

    ResponderEliminar
  8. Muy rico! Muchas gracias! Lo he hecho y ha triunfado!

    ResponderEliminar
  9. Los he hecho ya 2 veces, quedan genial. Un sabor buenísimo, suave. Una textura de pan. Toda la casa queda impregnada de un olor fantástico. Esta vez he hecho el doble y los he congelado para ir sacando, a ver qué tal.
    Gracias por esta fantástica receta.

    ResponderEliminar
  10. ¡Me alegra que te haya gustado! Ya contarás qué tal descongela :)

    ResponderEliminar
  11. Bueno, os conté que hice el doble y los congelé horneados? Sí, abiertos por la mitad, preparados para hacer bocadillitos. Pues genial, los he ido sacando para desayunos o cenas, los he puesto en la tostadora directamente sin descongelar y siguen estando fantásticos. Tanto que hoy he vuelto a hacer tanda doble, que ya queda poco tiempo para las calabazas!!

    ResponderEliminar
  12. Como puedo reemplazar la harina panificable mix pan, se puede sustituir por alguna mezcla de harina de arroz, almidón de maíz, harina de mandioca? Por favor me comentas que no puedo dar con un pan sabroso y esponojoso. La mezcla de harinas Noglut sirve? Desde ya mil gracias por responder.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares